Guatemala

Conservación para el Desarrollo Sostenible en Quetzaltenango: Gobernanza, Turismo Comunitario y Acción Colectiva

Uk’uch Ixcanul

La gobernanza participativa facilita la conservación del bosque - biodiversidad y las inversiones estatales, municipales y privadas en reforestación, manejo de bosques, pago por servicios ambientales e infraestructura turística para mejorar el valor turístico y atraer a los turistas.

  • Nombre del proyecto
    Uk’uch Ixcanul - Corazón del Volcán
  • Fase del proyecto
    2016 a 2019
  • Financiamiento
    Este proyecto es financiado con fondos del Fondo para la Conservación de Bosques Tropicales (FCA); Helvetas y socios locales.
  • Enfoque temático
    Medio ambiente y cambio climático

El proyecto Uk’uch Ixcanul fortalece la gobernanza de bosques existentes para que incluya la institucionalidad tradicional. Consolida la conservación de la biodiversidad y el uso sostenible del bosque, generando desarrollo económico, articulando servicios de turismo comunitario y reforzando las capacidades en la cadena de valor. Mejora tanto los ingresos y oportunidades de empleo, como la conectividad y los servicios eco-sistémicos de los bosques comunales, municipales y áreas protegidas existentes.

Por su megadiversidad ecológica y cultural, Guatemala tiene una gran ventaja competitiva para la sostenibilidad del desarrollo humano y un alto potencial de turismo comunitario. En Guatemala, actualmente, el turismo aporta en 3.3% al PIB con US$ 969 millones en divisas. Cada año 2.1 millones de turistas visitan áreas de alta riqueza biológica y ciudades coloniales. La gran mayoría de turistas, sin embargo, viaja al Lago Atitlán, la Antigua Ciudad de Guatemala y las ruinas de Tikal. Hay toda una riqueza ecológica y turística que se queda generalmente desatendida, por falta de preparación, infraestructura, promoción y mercadeo. Guatemala, sin embargo, tiene la visión de posicionarse como “un destino cultural único en un entorno natural megadiverso” (INGUAT, 2015). 

El subsector de turismo comunitario -que abarca al ecoturismo, etnoturismo y aviturismo- tiene una muy alta potencialidad, especialmente en el altiplano occidental, pero aún no recibe mucha atención. Especialmente en vista que el 72 % de la población total vive en pobreza, y hay fuertes tendencias migratorias de jóvenes que ya no encuentran tierras y fuentes de ingresos en sus comunidades.

Helvetas es bastante único en desarrollar las capacidades turísticas y micro-empresariales en las comunidades alrededor de la cadena volcánica de Quetzaltenango -en los bosques comunales y municipales que conforman el “Bosque Modelo de Los Altos”-. Estos bosques son gestionados por la Mesa Forestal de Concertación (MESAFORC) con los principios de: afiliación de base amplia, escala de paisaje, compromiso con la sostenibilidad, gobernanza adecuada, amplia gestión y transferencia de capacidades (CATIE, 2012). 

El proyecto resulta ser un modelo interesante que conjuga el desarrollo micro-empresarial con la conservación del espacio ecológico y la gobernanza participativa. Los beneficios económicos resultan incentivar la conservación y el manejo ecológico de los bosques. Los beneficios ecológicos resultan en mejorar el valor turístico y atraen los turistas. La gobernanza participativa facilita la conservación del bosque/biodiversidad y las inversiones estatales, municipales y privadas en reforestación, manejo de bosques, pago por servicios ambientales e infraestructura turística.

1/10
2/10
3/10
4/10
5/10
6/10
7/10
8/10
9/10
10/10

Objetivo de desarrollo: 

Contribuir a la buena gobernanza de los bosques municipales y comunitarios de la cadena volcánica quetzalteca, como la base socio-ecológica que potencia el desarrollo sostenible, generando ingresos desde el turismo comunitario y manteniendo bienes y servicios del bosque en paisajes funcionales resilientes.

Objetivos específicos: 

  1. Consolidar paisajes boscosos más resilientes, mejor conservados y mejor conectados en 7 municipios de la cadena volcánica de Quetzaltenango. Ámbito ecológico
  2. Establecer una ruta regional de turismo comunitario con cadenas de valor funcionales y articuladas con prestadores de servicios y productos de turismo, como una herramienta de desarrollo económico y gestión sostenible del paisaje y biodiversidad de montaña. Ámbito socioeconómico
  3. Desarrollar mecanismos participativos de buena gobernanza y gestión de los recursos naturales y biodiversidad que sean inclusivos, reconozcan y refuercen las organizaciones tradicionales y sus formas de gestión territorial; de tal manera que constituyan la base para consolidar herramientas exitosas de uso, manejo y desarrollo económico en paisajes productivos resilientes. Ámbito de gobernanza           

Resultados:

  • En el ámbito ecológico se logra que 14,500 hectáreas se encuentren bajo mecanismos de conservación - consolidando la conservación, mejorando la conectividad y el cumplimiento de su servicio ecosistémico del agua desde acciones de restauración. Se establecen mecanismos financieros locales de pago por servicios ecosistémicos o ambientales (PSE/PSA). Se conservan especies de flora y fauna en peligro de extinción. Se promueve el uso de la agrobiodiversidad / diversidad forestal nativa. Además, se disminuye la presión y amenazas sobre los bosques para consolidar paisajes funcionales y resilientes. 
  • En el ámbito socioeconómico se logra incidir significativamente en el desarrollo económico a través del turismo comunitario, ecoturismo y aviturismo; alcanzando un aumento del 20% de ingresos familiares.  Para ello se desarrollarán productos y servicios de turismo comunitario, basados en estudios de mercado, con su estrategia de mercado.  No solo se alcanza entonces la conexión del potencial biológico y cultural del BMLA, sino también se articula los proveedores comunitarios [y usuarios] de los servicios y productos turísticos en una ruta turística comunitaria. La ruta será accesible a través de un catálogo digital (website/App), integre el acceso a opiniones y experiencias de turistas previas. Además, se vincula toda la cadena de valor. Se desarrollan capacidades certificadas de mujeres, hombres y jóvenes como proveedores de servicios turísticos rentables, bancables y de alta calidad.
  • Por último, en el ámbito de gobernanza se logra que el espacio territorial Bosque Modelo Los Altos (BMLA) sea gestionado y gobernado por una estructura social en la cual los actores con representación comunitaria llegan a acuerdos y persiguen su desarrollo sostenible. Del mismo modo, en ella se reconocen, organizan, aplican, fortalecen y conservan conocimientos, normas y prácticas tradicionales de gestión de los bienes y servicios del bosque.

Conoce más información sobre el proyecto

Medio ambiente y cambio climático

Cada año ayudamos a más de 1.000.000 de personas a adaptarse al cambio climático, reducir el riesgo de desastres, gestionar de forma sostenible los recursos naturales y conservar la naturaleza.