© Helvetas / Luigi Baldelli
Madagascar

Mejores ingresos, mejor conservación de la selva

© Helvetas / Luigi Baldelli

En el norte de Madagascar, Helvetas ayuda a los habitantes de un parque nacional a mejorar su producción y el acceso al mercado de productos como la vainilla, el jengibre, el café y el arroz. Gracias a este esfuerzo, logran mejores ingresos y ya no se ven obligados a talar y debilitar el bosque pieza por pieza.

  • Nombre del proyecto
    Ayuda económica para la conservación
  • Fase del proyecto
    2021 a 2024
  • Financiamiento
    WWF, donaciones, contribuciones, contribución al programa de la COSUDE
  • Enfoque temático
    Resiliencia al cambio climático & a los desastres

Vainilla en lugar de agricultura de tala y quema  

En el norte de Madagascar, dos mundos se encuentran. Esta región alberga bosques prístinos situados en altitudes que van de 0 a 3.000 metros, poblados por más de 2.200 especies de flora y fauna, entre ellas 538 que solo se encuentran en Madagascar. En 2015, medio millón de hectáreas de esta zona de gran biodiversidad recibió el estatus de protección como parque nacional que tiene el doble del tamaño de Luxemburgo. El parque, Ambohimirahavavy Marivorahona, lleva el nombre de dos picos prominentes.

En la región del norte viven mujeres y los hombres campesinos que cultivan productos utilizados para su alimentación básica, en particular el arroz, y otros productos destinados a la venta ("cashcrops") como la vainilla, el café, el jengibre y el clavo. A pesar de su duro trabajo, las familias campesinas no se libran de episodios regulares de hambre y pobreza. Sólo disponen de pequeñas parcelas, la rentabilidad de sus actividades sigue siendo escasa debido a las técnicas de producción ineficaces y los precios de sus productos están sujetos a importantes fluctuaciones. A pesar de los elevados precios que ha alcanzado la vainilla en los mercados mundiales en los últimos años, los productores sólo obtienen unos pequeños ingresos por el margen que se llevan los intermediarios, pero también por el desconocimiento del mercado. En estas condiciones, no es de extrañar que busquen explotar la única reserva de terreno que tienen, el bosque, aunque esté protegido.

© Helvetas
Se puede ganar buen dinero con la vainilla, pero las familias de agricultores necesitan apoyo para beneficiarse adecuadamente del auge mundial. © Helvetas
1/5
© Helvetas
La mano de obra calificada es importante para garantizar una buena calidad. © Helvetas
2/5
© Helvetas
La mano de obra calificada es importante para garantizar una buena calidad. © Helvetas
3/5
© Helvetas
Se puede ganar buen dinero con la vainilla, pero las familias de agricultores necesitan apoyo para beneficiarse adecuadamente del auge mundial. © Helvetas
4/5
© Helvetas
Un empleado de Helvetas le muestra a un agricultor cómo se seca la vainilla al sol con cuidado e higiene. © Helvetas
5/5

Helvetas colabora con el WWF en nueve pueblos con un total de 23.000 habitantes para ofrecerles formas alternativas de superar la pobreza. Los agricultores aprenden a mejorar la calidad de sus productos para la exportación y a venderlos a un precio justo. Helvetas les ayuda a crear cooperativas y a establecer relaciones comerciales sostenibles con compradores nacionales e internacionales. Forman grupos comunitarios de ahorro y crédito (GEC) y reciben capacitaciones en técnicas agrícolas adaptadas al cambio climático, según las necesidades. Se establecen partenariados con operadores privados para proporcionar a las familias un mercado sostenible y mejores ingresos. OSDRM, como parte del consorcio que ejecuta el proyecto con WWF y Helvetas, es responsable de la sensibilización, la constitución de los grupos y la facilitación de las reuniones de productores de los grupos de ahorro.

Los municipios son en principio responsables de la gestión del parque nacional, pero carecen de recursos y conocimientos. Por lo tanto, el proyecto conjunto Helvetas-WWF les ayuda a transferir la competencia de la gestión forestal en torno a las áreas protegidas a las comunidades locales (COBAs) con el fin de gestionar el bosque de forma sostenible y contribuir a la reforestación cuando sea necesario.

Bajo la supervisión de los COBA, las familias extraen de los bosques, sin dañarlos, la madera que necesitan para su propio consumo y para la venta. Esto les permite mejorar sus ingresos y también darse cuenta de que el bosque puede seguir siendo un recurso renovable. Las comunidades locales responsabilizan a sus miembros por infringir las normas de conservación de los bosques. La financiación de las actividades de los COBAs relacionadas con la conservación del medio ambiente y los recursos naturales se apoya en diferentes fuentes financieras, entre ellas las primas medioambientales que pagan las empresas privadas por la venta de vainilla, las aportaciones de los GEC y las contribuciones de los municipios. Esto permite a los COBAs organizar actividades de reforestación y restauración.

Diversificar los ingresos para reducir la dependencia al cultivo de la vainilla

Helvetas ayuda a los agricultores a diversificar sus fuentes de ingresos para contribuir a su resiliencia. Por ejemplo, el cultivo de jengibre es una alternativa a la venta excesiva de arroz barato, que se cosecha anualmente entre mayo y junio.

Los agricultores reservan más arroz para poder sustentarse durante más tiempo. Los ingresos del jengibre acortan el periodo de carestía y facilitan el tiempo de maduración de las vainas de vainilla, lo que redunda en una mejor calidad y precio.

«Escuché que la vainilla se vende a muy buen precio en Europa. Los distribuidores no nos pagan mucho. Por eso me alegra que Helvetas nos esté apoyando para establecer mejores relaciones comerciales. De esa manera podemos ganar suficiente para vivir con decencia.»

Oline Rasoanandrasana (32), agricultor de vainilla en Androfiabe, Madagascar

Resiliencia al cambio climático & a los desastres

Cada año ayudamos a más de 1.000.000 de personas a adaptarse al cambio climático, reducir el riesgo de desastres, gestionar de forma sostenible los recursos naturales y conservar la naturaleza.

Cómo Helvetas apoya la gente en Madagascar

En Madagascar, Helvetas ayuda a los pequeños agricultores y fomenta la higiene, el acceso a agua potable y la protección de los recursos hídricos.