© Helvetas / Simon Opladen
Guatemala

Un buen gobierno resulta en agua limpia

© Helvetas / Simon Opladen

En Guatemala, el Estado es responsable de los sistemas de suministro de agua, pero la calidad del agua sigue siendo catastróficamente deficiente por culpa de un conocimiento técnico inadecuado. Helvetas ayuda a las autoridades locales y a los comités comunitarios de gestión del agua en el altiplano occidental, para que sus sistemas de agua y saneamiento funcionen mejor y rompan el ciclo de las enfermedades diarreicas con el uso de agua no contaminada y la adaptación de buenas prácticas sanitarias.

  • Nombre del proyecto
    Mejor gobernanza para la obtención de agua potable segura
  • Fase del proyecto
    2018 a 2021
  • Financiamiento
    Este programa se financia con fondos de AECID, UNICEF, Fundación Esperanza, Unión Europea, Cooperación Suiza y donaciones
  • Enfoque temático
    Agua

La buena gobernanza del agua permite una vida digna y la buena salud

Guatemala tiene una de tasas más altas de desnutrición crónica del mundo. La desnutrición crónica entre los menores de 5 años es desproporcionadamente alta (50%). La morbididad infantil también está entre las más altas de los países Latinoamericanos. Esto se debe, en gran medida, a la alta incidencia de las enfermedades diarreicas (casi cada dos semanas en menores, en promedio). Está íntimamente ligado a la pésima situación de los servicios de agua y saneamiento y del desconocimiento de los hábitos de higiene asociados. 

En las zonas rurales de Guatemala, el 47% de la población no tiene acceso a servicios básicos de saneamiento. Se estima que 914,000 personas practican la defecación al aire libre. La gran mayoría de la población no usa o mantiene las (escasas) instalaciones sanitarias, y no se siente responsable tampoco. 

Al contrario, entre 80 y 85% de la población rural tiene acceso a servicios de agua entubada. Sin embargo 98% de las fuentes de agua están contaminadas y entre 50 y 60% de las casas no tiene agua de suficiente calidad, cantidad y continuidad. En general, la mayoría de los sistemas de agua no están bien gestionados, y sufren de importantes ineficiencias.

Consecuentemente, el desafío detectado no es tanto aumentar las infraestructuras municipales de agua y saneamiento, sino mejorar la calidad y gobernanza de los servicios, reforzar las capacidades de gestión de los operadores comunitarios y municipales, así como su apropiación y adecuación a las necesidades reales de las familias. Se necesitan sistemas de agua más efectivos y sostenibles, que cumplan con las normas de calidad del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social y de la Organización Mundial de la Salud (OMS); y buenas prácticas sanitarias comunitarias masivamente adoptadas, incluyendo el mejoramiento y la auto-construcción de letrinas domésticas que corresponden a las preferencias y necesidades reales de la población.

© Helvetas / Simon Opladen
Madre de familia beneficiada con la implementación de pilas y construcción de sumideros en la comunidad Los Cerezos en el municipio de San José Ojetenám. © Helvetas / Simon Opladen
1/2
© Helvetas
El agua que se obtiene directamente en las casas es la más apreciada. La población está gradualmente siendo más consciente de que las tarifas que pagan por el mantenimiento son importantes. © Helvetas
2/2

Para construir letrinas, no es necesario tener mucho dinero; utilizamos los recursos que hay en la comunidad.

Helvetas aspira fomentar una nueva cultura de los servicios públicos de agua y saneamiento en Guatemala. Involucra asociaciones civiles, empresas responsables, alcaldías y administraciones municipales, autoridades comunitarias y comités de agua y saneamiento. Estimula la buena gobernanza de los servicios. Refuerza las capacidades municipales y comunitarias de (auto)gestión de servicios de agua y saneamiento. Implementa tres proyectos innovativos con alta potencial para escalonamiento:

A través del proyecto SAHTOSO (Saneamiento e Higiene Total Sostenible) contribuimos a la eliminación total de la contaminación fecal en el altiplano occidental y el corredor seco de Guatemala, reforzando el liderazgo comunitario, promoviendo buenas prácticas y cambio de hábitos de higiene y saneamiento, y apoyando la auto-construcción, mejoras y mantenimiento de instalaciones sanitarias domésticas. Además, promovemos las cadenas de valor de productos y servicios sanitarios apropiados.        

Las tres prácticas de saneamiento que facilitamos para que los líderes comunitarios promuevan y aseguren en todas las casas son

  • El lavado de manos
  • El tratamiento, manipulación y resguardo seguro del agua en el hogar y
  • El mantenimiento de las letrinas.

Estas prácticas se han priorizado debido a que son las barreras más efectivas e inmediatas para romper la ruta de contaminación fecal-oral.

© Helvetas Guatemala / SAHTOSO Project
Los niños y niñas lavando sus manos con los lavaderos tipyy tap que ellos mismos fabricaron con materiales reciclados en el municipio de Jocotán. © Helvetas Guatemala / SAHTOSO Project

No es solamente construir nuestra letrina y lavamos, es importante mantener el hábito de usarlos correctamente.

Para lograr que los cambios en materia de saneamiento sean efectivos y sostenibles, se necesitan cambios (a) sociales y de comportamiento, (b) tecnológicos y (c) institucionales. Promovemos la adopción de la metodología SANTOLIC (saneamiento total liderado por las comunidades) en las comunidades de los municipios meta. SANTOLIC es un enfoque de cambio de comportamiento a nivel comunitario, que moviliza a las comunidades para llevar a cabo su propia evaluación y análisis de los problemas de saneamiento y a tomar medidas adecuadas en todas las casas y convertirse en comunidades FIDAL- libres de contaminación fecal. Aplicamos esta metodología para mejorar las condiciones de saneamiento e higiene y contribuimos a la disminución de la desnutrición infantil en San Marcos, Huehuetenango y Chiquimula, hasta el momento. Se aspira ampliar la intervención, con base en los resultados logrados, e institucionalizar la metodología SAHTOSO como parte de un programa nacional para prevenir la desnutrición crónica.

© Helvetas Gutaemala / SAHTOSO Project
Las mujeres lideresas comunitarias analizan el perfil de saneamiento del Caserío La Ceiba del municipio de Jocotán. © Helvetas Gutaemala / SAHTOSO Project

El pago puntual del servicio de agua potable es responsabilidad de todos los usuarios.

Con el proyecto WIP (Fomento de la Integridad en Sector de Agua), contribuimos a mejorar la gobernanza (y, en consecuencia: la calidad, eficacia y buena orientación) de los servicios de agua y saneamiento en el departamento de San Marcos. Fortalecemos la integridad y gobernanza de los servicios de agua para:

  • Mejorar la gestión y sistemas de toma de decisiones de gobiernos municipales para una mejor administración, regulación y calidad de servicios de agua y una mayor integridad; y
  • Mejorar la participación y la influencia de la población, particularmente de grupos vulnerables, en la toma de decisiones del sector agua

Para alcanzar la gobernanza en agua, nos fundamentamos en los tres pilares de la integridad:

  • Participación: Creamos posibilidades para la populación de influir en las normas y reglamentaciones de agua, y en los correspondientes planes y presupuestos municipales. Promovemos la inclusión y participación directa de todos los grupos de interés, incluidos los grupos marginados y de pocos recursos, en las decisiones sobre cómo se usa, protege, gestiona o asigna el agua.
  • Transparencia: Estimulamos el cumplimiento con las normas y reglamentaciones existentes para la disponibilidad de información pública de agua. Promovemos el conocimiento popular sobre el marco legal y los derechos y obligaciones de la población en cuanto al agua. Cultivamos la franqueza y el acceso público a la información para que los ciudadanos puedan comprender e influenciar la toma de decisiones que les afectan, y estén informados sobre los estándares que deben esperar de los funcionarios públicos.
  • Rendición de Cuentas: Facilitamos la creación e implementación de mecanismos de auditoria social sobre la calidad del servicios y control ciudadano sobre la implementación de planes, presupuestos, normas y regulaciones por parte de las autoridades y operadores responsables. Estimulamos que se rindan cuentas sobre ejecuciones y cumplimiento.

Consolidamos una serie de buenas prácticas de capacitación, reglamentación, diálogo e incidencia, que ADIMAM, la mancomunidad del altiplano marquense, decidió replicar en todas sus municipalidades miembros, y crear un departamento dedicada a la gobernanza del agua, con fondos de la Unión Europea. Reforzamos las capacidades técnicas, metodológicas y organizativas de ADIMAM para lograr el escalonamiento de las buenas prácticas y su institucionalización en las municipalidades.

Los proyectos integran una serie de innovaciones tales como SANTOLIC, buenas prácticas de gobernanza, carreras o diplomados específicos para fontaneros, técnicos y diplomados en agua y saneamiento, nuevas formas de cobro, acceso a micro-créditos, sistemas de información y escuelas saludables.

© Helvetas Gutaemala / SAHTOSO Project
Los niños y niñas en Jocotán están felices porque aprendieron a lavarse las manos en su escuela, usando los lavaderos tipyy tap fabricados con materiales reciclados. © Helvetas Gutaemala / SAHTOSO Project

Saneando y tratando el agua, mejoramos la salud de la comunidad.

El proyecto RU K’UX YA’ aspira reforzar, de manera sostenible, en las comunidades alrededor del Lago Atitlán, las capacidades comunitarias y municipales para la administración, operación y mantenimiento de los servicios de agua y saneamiento. Así cultiva servicios efectivos, cualitativos y sostenibles - desde la perspectiva técnica-ambiental, organizativa-institucional y financiera. Disemina buenas prácticas validadas para mejorar la calidad del agua, disminuir la contaminación ambiental de aguas y del entorno doméstico, proteger las zonas de recarga hídrica, establecer productos crediticios de agua y saneamiento, y mejorar la gobernanza de los servicios.

Helvetas se encarga de tres componentes del proyecto:

  • Mejoramiento de los sistemas de agua y saneamiento existentes,
  • Fortalecimiento de las estructuras comunitarias y municipales asociadas a estos sistemas,
  • Fortalecimiento de la gestión financiera de esos sistemas.
© Helvetas / Simon Opladen
Los niños y niñas de la Escuela de Comunidad Tuisajchish en Tacaná, han aprendido mejores prácticas de higiene como el lavado de mano y el cepillado de dientes. © Helvetas / Simon Opladen

Ver más información en español:

Proyecto SAHTOSO

Proyecto WIP

Agua

Las comunidades más vulnerables padecen la suciedad y escasez de agua. Cada año ayudamos a que 500.000 personas tengan acceso a agua potable y a un saneamiento básico.

Cómo Helvetas apoya la gente en Guatemala

Helvetas trabaja con las autoridades locales en Guatemala para fomentar el uso sostenible de los bosques y ayudamos a proteger el suministro de agua potable.