Del Himalaya al Illimani

usar el agua, salvando vidas
Por: rigliana portugal y javier zubieta - 11/02/2021

Esta narración  permite viajar desde la cadena montañosa del Himalaya, donde despliega acciones HELVETAS Nepal, hasta el Illimani en La Paz, donde realiza actividades HELVETAS Bolivia, dentro el proyecto Gestión Integral del Agua de la Cooperación para el Desarrollo de la Embajada Suiza en Bolivia.

Sanjay Hona, Lumle Nepal.

El Himalaya es la inmensa cordillera asiática, cuya extensión abarca Bután, China, India, Pakistán y Nepal. Su nombre viene del sánscrito: hima significa nieve y alaya, morada o lugar.

En el Himalaya nacen ríos muy importantes como el Ganges, el Indo, el Brahmaputra, el Yamuna y el Yangtsé, y es asombroso saber que más de 1.300 millones de personas viven alrededor de sus cauces.

Sí… la nieve del Himalaya alimenta ríos y cientos de lagos, además de diversos ecosistemas de rica y variada fauna y flora. El Indo es uno de los ríos más largos, comienza en el Tíbet y fluye hasta el mar Arábigo. Conocido por su altura que alcanza los 8.848 metros está el Everest, que junto al Kanchenjunga (8.586 m.) y el Lhotse (8.501 m.) son las principales cimas del Himalaya. Ubicado también en el Himalaya está Nepal, país montañoso en cuyo territorio está el famoso Everest. Y en el noroeste de Nepal está la provincia motañosa de Karnali, llamada así por el río que fluye a través de su territorio. Esta región de diversidad cultural y lingüística, enfrenta retos debido a la inaccesibilidad a la zona, la escasez estacional de agua y las altas tasas de pobreza.

Mujeres cargando leña en la provincia de Karnali. Jane Carter, Nepal.
1/2
Cruzando a través del puente colgante, el río Karnali. Jane Carter, Nepal.
2/2

Multiétnico y multicultural así es Nepal, caracterizado por su gran belleza natural y rica biodiversidad, aunque muchos de sus habitantes luchan por ganarse la vida. 

Con casi diez horas de diferencia de Nepal y al otro lado del mundo, está Bolivia. País situado en el corazón de Sudamérica y cuyo nombre deriva del apellido paterno del libertador Simón Bolívar. País plurinacional y multiétnico, tiene 36 lenguas indígenas que se hablan a lo largo de su territorio. Bolivia tiene múltiples pisos ecológicos. Su vasta geografía se extiende desde la cordillera de los Andes pasando por el Chaco y la Amazonía. La diversidad de pisos ecológicos, hacen de Bolivia un territorio con una rica biodiversidad. Destacan en este país lugares enigmáticos como el Salar de Uyuni y entre las cuencas, se encuentran la del Amazonas, del Plata y la Central o Lacustre.

En la cuenca Central brilla el Altiplano con ríos, lagos y lagunas que se vinculan con la cordillera de los Andes. El río más importante es el Desaguadero con 436 km de longitud, y el lago Titicaca, el más alto del mundo a 3.810 m.s.n.m. Los nevados también fluyen energéticamente en Bolivia, siendo el Sajama (6.542 m), el Illampu (6.485 m) y el Illimani (6.462 m) vivos ejemplos de aquello.

El nombre de la montaña Illimani tiene origen prehispánico, los pobladores aimaras lo llamaban Illemana que significa, “por donde nace el sol”; otros los denominaban Jilir-Mamani o hijo mayor. El Illimani es considerado el Achachila mayor de la ciudad de La Paz, es decir esto significa -en la cultura aimara- “espíritu protector”.

Elizabeth Gottwald, Salar de Uyuni, Bolivia.
1/2
Marcelo Sarmiento, Illimani - La Paz, Bolivia.
2/2

HELVETAS trabaja en Nepal desde 1956, desarrollando acciones de apoyo en: Gobernanza y Paz; Economía Sostenible e Inclusiva; Educación y desarrollo de habilidades; Agua e Infraestructura; Medio Ambiente y Cambio Climático. HELVETAS ha desarrollado acciones en muchos temas durante su largo compromiso en Nepal. Inicialmente trabajó tendiendo puentes en el área de educación técnica y lechería, así como en agricultura climáticamente inteligente y suministro de agua.

Una historia en común entre Nepal y Bolivia es la tenacidad y esfuerzo que despliegan, para obtener agua, los pobladores de ambos países. Más aún en tiempos de pandemia donde una barrera central para contener la enfermedad y el contagio de COVID-19 es el lavado de manos, acción que según la Organización Mundial de la Salud, demanda 20 a 30 segundos.

Tanto en Nepal como en Bolivia, el agua es un recurso valorado, pero extremadamente escaso en algunas zonas. En HELVETAS Nepal el equipo de WASH reconoce el agua para el consumo, el saneamiento y la higiene como derecho humano y requisito básico para una una vida digna. Toda tecnología a implementar debe basarse en las “3 R”: retención, recarga y reutilización del agua. En ese marco y especialmente en respuesta a la pandemia de COVID-19, el equipo desarrolló una serie de mensajes sobre la importancia de lavarse las manos correctamente.

Una preocupación que surgió en el equipo de Nepal fue el hecho de que, si bien es importante el lavado de manos, el que lo hicieran muchas personas utilizando la misma estación de lavado, podría derivar en un alto riesgo de contagio por la contaminación cruzada, al estar en contacto directo con la llave del grifo, el dispensador de jabón líquido u otro insumo.

Esta necesidad se convirtió en un reto para los técnicos y promovió el desarrollo de prototipos de estaciones de lavado de manos para uso eficiente del agua, a partir del ahorro, sin convertirse en un foco de contagio. Fue así como en un pequeño taller en Birendranagar, capital provincial de Karnali, se perfeccionó el mecanismo del lavamos portátil.

Tras varias pruebas finalmente se logró contar con el lavamanos. El mecanismo de funcionamiento es sencillo: el usuario presiona un pedal ubicado a la derecha, el cual permite que el agua fluya por el grifo; a su vez presionando el pedal izquierdo, el mecanismo logra que salga el jabón líquido. Así se reduce el desperdicio del agua, evita el contacto del usuario con el grifo o el dispensador de jabón líquido, y sobre todo motiva el lavado de manos.

Explicación del uso de la estación de lavado de manos. Madan Bhatta, Nepal.
1/2
Pobladores en Karnali, haciendo uso de la estación de lavado de manos. Madan Bhatta, Nepal.
2/2

Cuando Mohanmya Dhakal, Alcaldesa del municipio de Birendranagar, se enteró de que HELVETAS Nepal había desarrollado estaciones de lavado de manos a pedal, solicitó la instalación de una estación en la oficina municipal de Birendranagar. Dado que muchos ciudadanos visitan la oficina para varios servicios, esta fue una buena publicidad para lavarse las manos, como medida para prevenir la propagación de COVID-19. Posteriormente, otros los municipios solicitaron estaciones de lavado de manos. 

El pequeño taller de Birendranagar ahora está muy ocupado fabricando más estaciones de lavado de manos que están siendo ubicadas en lugares públicos, promoviendo de esta forma un hábito saludable como es el lavado de manos. Esta experiencia muestra una medida sencilla y práctica implementada de manera eficaz. Esta buena práctica desarrollada por HELVETAS en Nepal, viajó miles de kilómetros, cruzó el Himalaya y llegó hasta el Illimani en La Paz, Bolivia, gracias al poder efectivo de las redes sociales.

Mohanmaya Dhakal, Alcaldesa del municipio de Birendranagar, en la entrega de las estaciones del lavado de manos. Madan Bhatta, Nepal.
1/2
2/2

En tiempo de pandemia, el agua se ha convertido en el recurso estrella para combatir la enfermedad, porque junto al jabón, constituye la principal barrera para evitar el contagio, a través del lavado de manos.

En La Paz en municipios como Escoma, Moco Moco, Puerto Carabuco y Puerto Acosta no existían las condiciones para asegurar que las personas pudieran lavarse las manos con la frecuencia que la situación de pandemia exige.

Como medida de emergencia, las autoridades en Escoma, por ejemplo, decidieron colocar en las cuatro esquinas de la plaza principal, cuatro baldes (recipientes para almacenar líquido como el agua), de manera tal que las personas que transitaban por allí pudieran hacer uso del agua que contenía ese recipiente, junto al jabón en barra que estaba colocado sobre una mesa, puesto a disposición de los pobladores.

El problema era que las personas estaban en contacto directo con el grifo que permitía la salida de agua del balde, y la barra de jabón que estaba próxima. Este hecho implicaba un riesgo de contaminación, en lugar de ser una barrera ante las enfermedades.

Azzedine Rouichi, Lago Titicaca, La Paz, Bolivia.
1/2
Lavado de manos con uso de balde en el municipio de Escoma, Bolivia.
2/2

HELVETAS Bolivia, a través del proyecto Gestión Integral del Agua de la Cooperación para el Desarrollo de la Embajada Suiza en Bolivia, que implementa acciones en la cuenca Suches en La Paz, y Cotagaita en Potosí, decidió actuar dotando de la infraestructura necesaria para el lavado de manos, a través de estaciones portátiles que promueven este hábito saludable.

Un modesto taller situado en Viacha, a 31 kilómetros de la ciudad de La Paz, fue el lugar donde se comenzaron a construir 120 lavamanos portátiles teniendo como guía los diseños y experiencia de HELVETAS Nepal.

Mario Alanoca, trabajador de la empresa “Industrias Metalúrgicas Gutiérrez” y miembro del equipo de diez personas que construyeron los lavamanos explicó que, esta fue la primera experiencia de trabajo con este tipo de tecnología.

Lavado de manos con uso de balde en el municipio de Escoma, Bolivia.
1/2
Armado de lavamanos portátil, municipio de Escoma, Bolivia.
2/2

“La estructura sólida, el sistema de pedal, el hecho de que no se tiene contacto con el grifo, ni con el dosificador de jabón líquido, asegura a través de los pedales que el usuario no tenga contacto con nada que pueda estar contaminado, y eso sobre todo pensando en los niños, resulta de gran beneficio, especialmente en tiempos de COVID-19” destacó don Mario.

Mientras el trabajador relataba su experiencia, se pudo ver la alegría en sus ojos: “hacer este trabajo también significó empleo y salario para diez familias que tuvimos la oportunidad de construir estos lavamanos” señaló emocionado.

Los lavamanos llegaron a los municipios donde trabaja el proyecto Gestión Integral del Agua, con el compromiso de las autoridades que se dotaría de agua y jabón líquido para su funcionamiento. La Concejala del municipio de Escoma, Victoria Yana afirmó que “el tener los lavamanos es muy importante, sobre todo pensando en la salud de los niños y jóvenes del municipio, para prevenir la diarrea o la COVID-19”.

Entrega de lavamanos portátiles a los municipios de la Cuenca Suches, Bolivia.
1/3
Entrega de lavamanos portátiles a los municipios de la Cuenca Suches, Bolivia.
2/3
Explicación sobre el uso de la estación de lavado de manos. Escoma, La Paz, Bolivia.
3/3

Marisol Huanca, es una niña alegre que cursa el 5to.de Primaria en la Unidad Educativa “Pacífico Feletti” en Escoma. Ella extraña volver a clases y jugar en el recreo junto a sus treinta compañeros de curso. Sin embargo, sabe que la enfermedad del COVID-19 mientras no sea superada, será la causa por la cual probablemente las clases no sean presenciales. Ella siente que el lavamanos portátil será de gran ayuda para el aseo de las manos. 

«En la escuela sólo hay un lavamanos que todos usamos, con mis compañeros, y es para tomar agua”. Ella sueña con ser policía y afirma que “comiendo verduras y lavándonos las manos no enfermaremos con el COVID»

Marisol Huanca, estudiante de la Unidad Educativa “Pacífico Feletti”, Bolivia.

La Cooperación Suiza en Bolivia junto a HELVETAS ha logrado llegar con esta infraestructura a municipios de los departamentos de La Paz y Potosí. Sólo en La Paz, el proyecto Gestión Integral del Agua entregó un total de 185 lavamanos, que fueron distribuidos a los municipios de Charazani, Escoma, Moco Moco, Puerto Acosta, Puerto Mayor de Carabuco, Pelechuco, Humanata, Curva, y también al Área de Reserva Natural de Apolobamba. El costo estimado de cada lavamanos fue de Bs.2.290 equivalente a $Us.329. Los lavamanos llegaron a escuelas, mercados y lugares donde la gente circula y necesita contar con un espacio de aseo.

Desde marzo de 2019, cuando se dio el primer caso de COVID-19 en Bolivia, y hasta la tercera semana de enero de 2021, se registraron más de 198 mil los contagios de esta enfermedad, según reporte del Ministerio de Salud y Deportes. Estas cifras demandan acciones urgentes orientadas a prevenir el contagio y realizar la promoción de hábitos saludables.

A pesar de este difícil contexto, la creatividad y el esfuerzo conjunto, lograron  que la experiencia que nació en Nepal, a los pies del Everest, llegara hasta el Illimani en Bolivia, donde fue implementada. Esto muestra que el conocimiento no tiene fronteras y que con empeño, energía positiva y solidaridad, sí es posible construir y aprender en tiempos de pandemia.

Usando el agua para el lavado de manos... salvando vidas.
1/2
2/2

Autores: Rigliana Portugal, Especialista en Gestión del Conocimiento y Comunicación, HELVETAS Swiss Intercooperation - Bolivia

Javier Zubieta, Gerente Sub programa Desarrollo Económico y Emprendimientos Inclusivos, Director Proyecto Gestión Integral del Agua

Revisión: Jane Carter, Asesora Principal en Gobernanza de Recursos Naturales, HELVETAS Swiss Intercooperation.

Fotos: Madan Bhatta, Jane Carter, Sanjay Hona, Marcelo Sarmiento, Rigliana Portugal, HELVETAS Nepal, Gestión Integral del Agua, Cooperación Suiza en Bolivia, HELVETAS Bolivia.

Enero 2021
Este documento fue elaborado en el marco del proceso de sistematización de buenas prácticas del Proyecto Gestión Integral del Agua de la Cooperación para el Desarrollo de la Embajada de Suiza en Bolivia, implementado por HELVETAS Swiss Intercooperation - Bolivia.
HELVETAS Nepal agradece el apoyo de Charity: Water, que permitió el desarrollo original y la distribución de las estaciones de lavado de manos en Nepal.

Gerente del Suprograma de Desarrollo Económico y Emprendimientos Inclusivos de HELVETAS en Bolivia. Director del proyecto Gestión integral el agua de la Cooperación Suiza en Bolivia. Economista con experiencia en la gestión de proyectos relacionados al manejo sostenible de recursos naturales con énfasis en agua con un enfoque multidisciplinar, donde ha abordado temas de planificación territorial sensible al cambio climático y con enfoque de cuenca, promoción y desarrollo de procesos participativos multiactor para la definición de políticas públicas locales y nacionales sobre gestión integral del agua, alineamiento y consolidación de políticas públicas, así como el impulso a iniciativas locales para el aprovechamiento sostenible de recursos naturales. También se destaca su capacidad de articulación de diferentes espacios de coordinación de asistencia entre múltiples donantes en el sector de agua y cuencas. Finalmente ha impulsado y desarrollarlo diferentes procesos de sistematización de experiencias y de gestión de conocimiento a partir del trabajo desarrollado en campo.
Especialista Gestión del Conocimiento y Comunicación/Punto Focal de Género, en HELVETAS Swiss Intercooperation, Bolivia. Doctoranda en el Doctorado Interuniversitario en Comunicación (Universidades de Huelva, Sevilla, Cádiz y Málaga - España). Magíster en Ciencia, Tecnología, Comunicación y Cultura (Universidad de Salamanca) y en Educación Superior (Universidad de La Habana).