© Helvetas
Madagascar

Mejores ingresos, mejor conservación de la selva

© Helvetas

En el norte de Madagascar, Helvetas apoya a residentes en las proximidades de un parque nacional a mejorar sus cultivos, como la vainilla, el cacao y el café. Así obtienen un mejor sustento y ya no necesitan cortar y consumir extensiones del bosque para explotarlo con poca visión de futuro.

  • Nombre del proyecto
    Ayuda económica para la conservación
  • Fase del proyecto
    2017 a 2020
  • Financiamiento
    Este proyecto es un mandato de WWF, que está cofinanciado por donaciones.
  • Enfoque temático
    Medio ambiente y cambio climático

Cultivo de vainilla en lugar de cortar y quemar los bosques  

Se enfrentan dos mundos en el norte de Madagascar. Un mundo compuesto por la prístina selva tropical a altitudes que van de 0 a 3000 metros por encima del nivel del mar, que brinda a sus habitantes más de 2200 especies de flora y fauna, de las cuales 538 solo se encuentran en Madagascar. En 2015, medio millón de hectáreas de esta área biodiversa constituían una zona protegida como parque nacional que es dos veces el tamaño de Luxemburgo. Ambohimirahavavy Marivorahona, como es llamada, tiene el nombre dos picos destacados.

El otro mundo en el norte es el de los agricultores que cultivan sus alimentos básicos y cultivos comerciales como la vainilla, el cacao, el café y los clavos. A pesar de su arduo trabajo, están azotados por las recurrentes hambrunas y la pobreza. Las parcelas que cultivan son pequeñas, los métodos agrícolas ineficaces y los precios que obtienen por sus productos fluctúan mucho. Por lo general ganan poco hasta con la vainilla, a pesar de los precios récord del mercado mundial, a causa de los altos costos de transacción por las largas distancias, la falta de información sobre el mercado y los altos márgenes que cobran los intermediarios. Por eso, lógicamente, recurren a la única tierra que es aún pública: el bosque, aunque esté protegido.

© Helvetas
Se puede ganar buen dinero con la vainilla, pero las familias de agricultores necesitan apoyo para beneficiarse adecuadamente del auge mundial. © Helvetas
1/5
© Helvetas
La mano de obra calificada es importante para garantizar una buena calidad. © Helvetas
2/5
© Helvetas
La mano de obra calificada es importante para garantizar una buena calidad. © Helvetas
3/5
© Helvetas
Se puede ganar buen dinero con la vainilla, pero las familias de agricultores necesitan apoyo para beneficiarse adecuadamente del auge mundial. © Helvetas
4/5
© Helvetas
Un empleado de Helvetas le muestra a un agricultor cómo se seca la vainilla al sol con cuidado e higiene. © Helvetas
5/5

Por esta razón Helvetas está trabajando con el WWF para mostrar a 23.000 habitantes de nueve comunidades diferentes maneras de superar la pobreza. Los agricultores aprenden cómo mejorar la calidad de sus cultivos comerciales y obtener buenos precios por ellos. Los ayudamos a constituir cooperativas y establecer relaciones comerciales a largo plazo con los compradores. Con la guía de silvicultores, obtienen madera de los bosques, una parte para su propio uso y otra para vender, sin dañar los bosques. No solo aumentan sus ingresos, sino que también aprenden por experiencia de primera mano, que el bosque protegido aún puede servir como un recurso renovable. Y las comunidades de los pueblos están comenzando a responsabilizar a los pobladores cuando violan las normas de protección del bosque.

Las municipalidades tienen la responsabilidad de gestionar el parque nacional, pero no saben cómo hacerlo. Este proyecto de Helvetas y el WWF los apoya en la transferencia de la gestión de los bosques a grupos de nivel de base llamados Communauté de Base (COBA), cuyos miembros de las comunidades locales protegen y utilizan el bosque de manera sostenible, e incluso reforestan algunas partes del parque.

«Escuché que la vainilla se vende a muy buen precio en Europa. Los distribuidores no nos pagan mucho. Por eso me alegra que Helvetas nos esté apoyando para establecer mejores relaciones comerciales. De esa manera podemos ganar suficiente para vivir con decencia.»

Oline Rasoanandrasana (32), agricultor de vainilla en Androfiabe, Madagascar

Medio ambiente y cambio climático

Cada año ayudamos a más de 1.000.000 de personas a adaptarse al cambio climático, reducir el riesgo de desastres, gestionar de forma sostenible los recursos naturales y conservar la naturaleza.

Cómo Helvetas apoya la gente en Madagascar

En Madagascar, Helvetas ayuda a los pequeños agricultores y fomenta la higiene, el acceso a agua potable y la protección de los recursos hídricos.