© Helvetas
Benín

Recuperando el tiempo perdido sin escuela

© Helvetas

Un tercio de todos los jóvenes en Benín no pueden leer ni escribir porque abandonaron la escuela primaria antes de tiempo. En el noreste de Benín, Helvetas apoya la planificación y gestión de centros escolares, donde los jóvenes pueden recuperar los años perdidos sin escuela primaria.

  • Nombre del proyecto
    Escuela alternativa para quienes dejan la escuela antes de terminar
  • Fase del proyecto
    2016 a 2020
  • Financiamiento
    Este proyecto es un mandato de COSUDE.
  • Enfoque temático
    Formación técnica y educación

Volver a la escuela

Las autoridades de Benín han comenzado a reconocer el valor de la educación formal, y ahora gastan entre un 4,5% y 5% del producto nacional bruto (GNP, por sus siglas en inglés) en educación escolar, casi tanto como en Suiza. Y, no obstante, un tercio de las personas entre los 15 y 24 años en el país no pueden leer ni escribir. Abandonaron la escuela muy temprano, a menudo porque sus padres necesitaban que trabajaran o porque no comprendían el valor de la escolaridad. Las niñas abandonan la escuela temprano con mucha más frecuencia que los niños.

En un proyecto en el noreste de Benín, Helvetas apoya a 86 centros escolares, llamados barkas, donde los jóvenes pueden recuperar los años perdidos sin escuela primaria. También pueden aprender oficios manuales sencillos. Más de 3200 estudiantes están inscritos en estos 86 barkas, y el 60% son niñas, una proporción atípica para una escuela en Benín.

© Helvetas
Una mujer explicando cómo trabajar con el telar. © Helvetas
1/6
© Helvetas
Una mujer tejiendo. © Helvetas
2/6
© Helvetas
Mujeres trabajando en telares. © Helvetas
3/6
© Helvetas
En Benín, la sastrería también es una profesión popular para muchos jóvenes. © Helvetas
4/6
© Helvetas
Las lecciones escolares están diseñadas con métodos modernos que permiten a los niños aprender activamente. © Helvetas
5/6
© Helvetas
Los materiales de enseñanza también se han desarrollado de forma especial. Inicialmente las sesiones son impartidas en el idioma local, y luego también en francés. © Helvetas
6/6

Los centros escolares están muy arraigados en las comunidades. Las autoridades locales toman la iniciativa de crear un barka, y los residentes los ayudan a construir una pequeña escuela. El hecho de que los niños reciben la enseñanza primero en el idioma local, y luego en francés, ayuda a calmar las preocupaciones de los padres y obtener su confianza. Muchos de los alimentos servidos en las cafeterías de los barkas se cultivan en el jardín de hortalizas de la escuela. Cuando es necesario, cavamos pozos y e instalamos letrinas en las escuelas.

Helvetas también desarrolla material de formación para la educación continua de los maestros, una parte esencial de este proyecto. Estas escuelas aún no se cuentan entre las instituciones educativas oficiales del país, pero han obtenido cierto grado de reconocimiento en Benín. Dos Ministros en el gobierno central participaron de un evento para celebrar el proyecto, y los barkas han sido mencionados por primera vez en el Plan de diez años del Estado, que establece sus políticas educativas a nivel nacional.

Este proyecto es dirigido por la Agencia Suiza para la Cooperación y el Desarrollo (COSUDE) y ejecutado por Helvetas y por Solidar, otra organización no gubernamental de Suiza.

«Me encanta mi escuela. Porque aquí no me golpean, y porque aquí sí hay algo que comer. Puedo aprender cómo leer en mi idioma aquí.»

Soule Soudick (12), estudiante, Benín

© Helvetas
Durante las horas escolares, los niños se actualizan con el material del aprendizaje que les falta. © Helvetas
1/7
© Helvetas
La aritmética desempeña un papel importante en esto. © Helvetas
2/7
© Helvetas
Los estudiantes cultivan un jardín escolar, y la cosecha es parte del menú en el comedor escolar. © Helvetas
3/7
© Helvetas
En el jardín de la escuela, los niños aprenden mucho acerca de cómo cultivar hortalizas. © Helvetas
4/7
© Helvetas
En el jardín de la escuela, los niños aprenden mucho acerca de cómo cultivar hortalizas. © Helvetas
5/7
© Helvetas
En el jardín de la escuela, los niños aprenden mucho acerca de cómo cultivar hortalizas. © Helvetas
6/7
© Helvetas
Los niños y niñas se enorgullecen de producir sus propias hortalizas. © Helvetas
7/7

Formación técnica y educación

La falta de educación prolonga la desigualdad porque los países pobres no pueden competir económicamente sin una fuerza de trabajo capacitada.

Cómo Helvetas apoya la gente en Benín

Helvetas centra sus esfuerzos en Benín en la educación e integración laboral, así como en el suministro de agua potable limpia.

Historia multimedia: los agricultores urbanos de Benín

Vea cómo el cultivo de vegetales ecológicos ha mejorado la vida diaria de muchos pequeños terratenientes en Benín.