Bolivia

Gestión de riesgo biológico en albergues y campamentos con enfoque derechos de protección de grupos vulnerables

  • Nombre del proyecto
    Gestión de riesgo biológico en albergues y campamentos con enfoque derechos de protección de grupos vulnerables
  • Fase del proyecto
    2020
  • Financiamiento
    HUB Ayuda Humanitaria Suiza, HELVETAS Swiss Intercooperation, Caritas Suiza, OXFAM y Ayuda en Acción.
  • Presupuesto
    CHF 100,000
  • Enfoque temático
    Respuesta humanitaria

Antecedentes

El día martes, 10 de marzo del 2020, Bolivia declaró mediante el decreto 4196 "Estado de Emergencia Sanitaria en todo el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia, contra el contagio y propagación del Coronavirus (COVID-19) y con la finalidad de organizar e implementar una respuesta adecuada"; anunciando la suspensión de las actividades escolares, y restringiendo los horarios laborales de la administración pública y privada inicialmente hasta el 31 de marzo la cual por intermedio de otro decreto de estado se prolongó hasta el 10 de mayo. Desde al pasado 20 de marzo el gobierno de Bolivia declaró una Cuarentena Sanitaria General, con la finalidad de poder controlar la propagación del COVID-19 cuyos primeros casos fueron confirmados los primeros días de marzo en la ciudad de Santa Cruz y Oruro.

Parte de las medidas de restricción en el país son el cierre de fronteras y la prohibición de la realización de viajes tanto desde y hacia el interior y exterior del país. Producto de estas restricciones muchos ciudadanos bolivianos se han quedado varados en las fronteras sin la posibilidad de movilizarse y/o continuar sus actividades económicas en los países vecinos que también han emitido medidas restrictivas, es así que como una primera medida de apoyo a esos ciudadanos se ha instalado un primer campamento de aislamiento y cuarentena en la localidad de Pisiga, ubicada en la frontera con el vecino país de Chile.

A la fecha más de 1200 personas han pasado por este campamento haciendo cuarentena en tránsito a sus localidades de origen, se cree que unas 500 personas más, al menos cruzaran en estas mismas condiciones por este punto fronterizo. Así mismo el gobierno nacional ha aprobado un Plan de implementación de otros 6 albergues en frontera, que cumplirán los mismos objetivos que el de Pisiga, estos albergues se instalarán en las principales ciudades de frontera con los países de Argentina, Perú y Brasil al menos en dos puntos tomando en cuenta la extensión de la frontera. Cada albergue instalado en frontera tendrá una capacidad mínima de 100 personas y una máxima de 500 personas albergadas por lapsos de 14 días.

La responsabilidad por la implementación de estos albergues es de las oficinas regionales del VIDECI, en coordinación con los municipios locales con muy pocas capacidades técnicas, de infraestructura y de recursos para dar una calidad de vida digna a las personas que ocuparan estos espacios, donde se reciben por igual a niñas, niños, jóvenes, adultos mayores y mujeres embarazadas, cada una con necesidades de protección y cuidado diferentes.

Por otra parte, en Bolivia se encuentran en la actualidad entre 10 a 50 mil venezolanos, migrantes y refugiados, la gran mayoría con estado migratorio irregular, que viven en las calles principalmente de las ciudades capitales. Con las distintas disposiciones del Gobierno boliviano desde el 22 de marzo, básicamente todas las personas venezolanas han perdido sus opciones de trabajo y por lo tanto sus ingresos para pagar alquiler y alimentación, considerando que la gran mayoría vive de día a día sin poder crear reservas económicas.

En las últimas semanas, se viene atendiendo en La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz y de forma muy improvisada a más de 500 venezolanos, de ellos la mitad son niños. Las instituciones públicas han llenado sus casas de acogida y en últimos casos se han alquilado hostales para alojar a las personas, tratando de garantizar así el cumplimiento de la cuarentena y un mayor grado de exposición de estas personas.

El nivel de estrés en los albergues es alto, afectando especialmente a los niños, niñas y adolescentes, que encima carecen de acceso al sistema de educación formal y que están expuestos a distintos riesgos, entre ellos de maltrato y abuso.

Propósito

La pandemia de COVID-19 rebasa ampliamente la capacidad de respuesta de Bolivia de atender los grupos más vulnerables: migrantes bolivianos que retornan a Bolivia, migrantes venezolanos en Bolivia en necesidad de protección internacional, lo que arriesga la contención de la propagación del Coronavirus. Dada la fragilidad de los sistemas de salud en el país el gobierno nacional ha implementado una serie de medidas que disminuyan el riesgo de expansión acelerada de la pandemia por COVID-19 en el país, sin embargo al cerrar fronteras y detener las actividades laborales y comerciales, muchas personas se han quedado varadas sin poder retornar a sus lugares de origen, teniendo que cumplir un proceso de cuarentena en albergues habilitados para el efecto, los cuales en muchos casos no cuentan con las condiciones mínimas de habitabilidad, dadas las reducidas capacidades del VIDECI y los GAM, principalmente en temas de presupuesto y conocimiento de los estándares mínimos de asistencia humanitaria en refugios y albergues, tomando en cuenta inclusive los contextos geográficos y culturales.

Por otra parte, un gran grupo de migrantes venezolanos en muchos casos con residencia irregular en el país que vivían en las calles de la caridad de las personas o en trabajos temporales e informales se han quedado sin un medio de subsistencia tanto para la alimentación, albergue y condiciones mínimas de salud y protección de derechos.

De esa forma, el proyecto crea una sinergia estratégica con el apoyo brindado a los albergues temporales desde otros proyectos de emergencia financiados por el Consorcio de Agencias Humanitarias de Bolivia (CACB) ya que aún no fue posible cubrir dichas necesidades.

Objetivo

El proyecto se rige por el cumplimiento de los principios humanitarios internacionales que son fundamentales para establecer y mantener el acceso a poblaciones afectadas ya sea en el contexto de un desastre natural, un conflicto armado o de una emergencia compleja. Parte del mandato humanitario y responsabilidad como agencias del CAHB y miembros del Equipo Humanitario País (EHP) es el de promover el cumplimiento de los principios humanitarios en la respuesta a una emergencia y/o desastre que es un elemento esencial para la coordinación humanitaria efectiva bajo los lineamientos de humanidad, neutralidad, imparcialidad, independencia y universalidad. Es así que el objetivo de la intervención propuesta busca en todo momento mejorar las condiciones de vida de las personas, garantizando el respeto a la dignidad humana.

Estrategia de Acción

En el marco de una acción conjunta del CAHB, HELVETAS y Caritas Suiza, como entidades ejecutoras de la contribución de la ayuda humanitaria suiza a través de su HUB regional de Lima, brindarán asistencia técnica al Viceministerio de Defensa Civil (VIDECI) para una adecuada implementación de albergues y campamentos ubicados en las principales fronteras del país, así como albergues en los Municipios de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba que acogen a migrantes venezolanos. Este apoyo incluye también la provisión de material e insumos para los huéspedes de dichos albergues y campamentos.

El tiempo de ejecución del proyecto fue de 12 semanas, tomando en cuenta que los albergues entraron en funcionamiento la segunda semana de mayo. En el caso de los albergues para personas migrantes venezolanos, éstos ya se encontraban funcionando, en este sentido el propósito del proyecto fue dar continuidad, mejorar los servicios y calidad de vida de las personas, que fueron atendidas por los municipios en colaboración de organizaciones como Caritas Suiza, Visión Mundial o la Cruz Roja. En el caso de los albergues instalados en frontera, a través de un acuerdo de apoyo mutuo, HELVETAS dio la asistencia técnica, capacitación y entrega de los insumos y por su parte el VIDECI se encargó de toda la logística (traslado de todos los materiales hasta las zonas de intervención, incluyendo el personal de apoyo y seguridad).

Población meta

Fueron ciudadanos bolivianos y venezolanos que se encontraban en albergues transitorios, los cuales por la crisis económica no pudieron mantener sus precarias fuentes laborales, por otra parte, también se apoyaron a albergues transitorios implementados por gobiernos municipales para personas en situación de calle, adultos mayores y jóvenes con problemas de alcoholismo y drogadicción. Finalmente, se brindó apoyo a aquellos albergues en ciudades capitales que cobijan a ciudadanos venezolanos en los campamentos de frontera (Yacuiba, Puerto Suárez, Cobija y Desaguadero) y otros albergues donde se encontraban ciudadanos venezolanos.

Temas transversales

Se implementaron medidas específicas para garantizar el ejercicio de derechos y de la protección de las personas que pasaron en los albergues (violencia sexual, violencia de género y violencia intrafamiliar), acceso a educación y derecho a la alimentación adecuada.

Se trabajó en tres líneas estratégicas: gestión del riesgo de desastres y resiliencia; gestión del conocimiento y desarrollo de capacidades; e incidencia e interlocución.

Socio ejecutor

Los socios para la implementación fueron HELVETAS como agencia líder y CARITAS SUIZA, ambas agencias parte del CAHB y pertenecen también al EHP desde donde se coordinaron dichas acciones:

HELVETAS Swiss Intercooperation

Es una organización suiza que tiene el objetivo de contribuir a mejorar las oportunidades de desarrollo y las condiciones de vida de la población en desventaja, vulnerable y en condición de pobreza, en ámbitos rurales y urbanos. Adicionalmente, HELVETAS ha sido elegida como la agencia líder del Consorcio de Agencias Humanitarias en Bolivia (CAHB) por lo que ha tomado formalmente el liderazgo a partir de enero 2020 por un periodo de 2 años.

CARITAS SUIZA

Con 30 años de trabajo en Bolivia, cuenta con una amplia experiencia en temas vinculados a la ayuda humanitaria, migración, WASH y prevención de violencia hacia niñas, niños, adolescentes y mujeres. Mediante la red Caritas y fundaciones de origen católico alcanza a todo el territorio boliviano, enfocando en su trabajo las poblaciones más vulnerables. Adicionalmente a los proyectos de ayuda humanitaria mencionados, implementa en la actualidad proyectos con migrantes venezolanos con fondos de la UE y ACNUR, proyectos de prevención de VBG y de trata, de agua y saneamiento rural y de manejo integral de cuencas, estos últimos con cofinanciamiento de COSUDE (aporte programático) y fundaciones suizas. Es miembro del CAHB y del EHP.

El Consorcio de Agencias Humanitarias en Bolivia CAHB

Se define como una iniciativa de colaboración entre agencias de cooperación y desarrollo que impulsa y apoya acciones orientadas a promover la resiliencia en la Gestión del Riesgo de Desastres (GRD) y la ayuda humanitaria; desde un enfoque de derechos, en coordinación y complementación con el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia en los diferentes niveles territoriales del país. El CAHB reúne a diez agencias internacionales y una nacional que tienen mandato humanitario (Ayuda en Acción, Helvetas, Christian Aid, Plan International, Oxfam, Save the Children, Caritas Suiza, Practical Action, Humanity & Inclusión, CECI y Fundepco); el CAHB es reconocido como el referente técnico y estratégico en la implementación de modelos de gestión del riesgo de desastres en Bolivia integrando un enfoque de protección y derechos de grupos altamente vulnerables

Actores Nacionales

Todas las acciones fueron coordinadas en primera instancia con los actores cabeza de sector del Estado, en este caso y en el marco del acuerdo de cooperación y asistencia técnica con el Ministerio de Defensa, este proyecto se llevó adelante con el VIDECI y sus oficinas regionales.

Viceministerio de Defensa Civil-VIDECI

El VIDECI tiene el objetivo de evitar la pérdida de vidas humanas, prestando atención y auxilio oportuno a las poblaciones afectadas por los desastres naturales y antrópicos. Entre sus funciones está el supervisar la información del Sistema Nacional de Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y/o Emergencias. (SISRADE). Gestionar la declaración de zona de emergencia y/o desastres. Coordinar actividades de emergencia y auxilio con las Departamentales y Regionales de Defensa Civil. Alertar a la población ante la probabilidad de la existencia de una emergencia o desastre que pueda provocar la alteración de las actividades normales en un territorio determinado. Evitar o mitigar la pérdida de vidas humanas, bienes, materiales y el deterioro del medio ambiente, por efecto de emergencias y desastres naturales, tecnológicos y antrópicos. Proporcionar transporte y otros requerimientos logísticos para la atención de emergencias. Optimizar los abastecimientos logísticos, para atender el manejo de desastres o emergencias por ocurrencia de eventos adversos en todo el territorio nacional.

Actores a nivel local

El proyecto coordinó sus actividades con los SEDES en cada departamento, con los gobiernos municipales de las áreas de intervención, y las autoridades migratorias (en caso de los albergues para venezolanos). En casos específicos se coordinó también con las Gobernación de Santa Cruz.

Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz

El GAMSC pretende contribuir a la mejora de la calidad de vida de sus habitantes, construyendo obras y prestando servicios de calidad a la comunidad, promoviendo la participación de cada ciudadano en la planificación y consecución del desarrollo integral del municipio y proyectando a Santa Cruz de la Sierra como una ciudad solidaria, vanguardista y progresista.

Alianzas con otros miembros del CAHB – EHP

Esta acción de apoyo se ejecutó en el marco de la estrategia de respuesta humanitaria del CAHB a través del Plan de Implementación de Albergues que el VIDECI ejecuta. En este sentido, las actividades propuestas complementan otro grupo de actividades que realizan otras agencias como Ayuda en Acción y Oxfam. Por otra parte, este conjunto de acciones está inscritas también en el Plan de respuesta del Equipo Humanitario País – Mesa de Agua y Saneamiento, y complementará acciones de la Mesa de Protección, Mesa de Comunicación y Mesa de seguridad alimentaria y nutrición.

Contacto

Ingeniero Geólogo, con especialización y experiencia en Gestión del Riesgo de Desastres y Ayuda Humanitaria, miembro del Equipo Humanitario País; facilitador certificado del Manual Esfera y Proyecto ENHANCE, docente de la escuela de gestión pública; ha sido autor del Atlas de Amenazas Vulnerabilidades y Riesgos de Bolivia, el Atlas de Riesgo Agroclimático de Bolivia y el Atlas de Riesgos de Desastres de la República del Paraguay entre otros, actualmente es coordinador del Consorcio de Agencias Humanitarias en Bolivia.